Viernes 24 de Octubre de 2014
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Neuquén
Publicado: 22-03-2014

Docente desaparecida: Deudas, cambio de actitud y un grupo umbanda en la trama

Gente conocida reveló que Patricia Rosso practicaba esa religión, tenía muchas deudas y estaba amenazada. Creen que viajó a Córdoba.
Neuquén.- En el caso de la desaparición de Patricia Rosso, todas las novedades que se van conociendo arrojan más misterio. La docente, que se encuentra desaparecida desde hace 15 días, se había hecho conocida por la agresión que sufrió de parte de un supuesto alumno que no tenía vacante en la escuela. 

Pero la trama de su desaparición esconde aspectos más enigmáticos. Según consigna La Mañana de Neuquén, una amiga de la mujer, que pidió reserva de su identidad, confió que Rosso se había vinculado con la religión umbanda hace un par de años.

Al parecer, la docente había conocido a una mujer de esa religión que padecía cáncer y que no tenía dónde vivir. Según esta testigo, Rosso se compadeció de la enferma y le dio asilo en su vivienda ubicada en el barrio Huiliches junto al esposo de esta mujer y a su hijo. A cambio, habría pedido que la iniciaran como “mae”, una de las categorías espirituales que tiene la religión brasileña. 

A principios de año, separada y con una hija adolescente, Rosso reanudó su vida sentimental con una persona que se desempeñaría como policía civil de investigaciones. Allí también se hospedaron al menos dos grupos más en los últimos meses, no se sabe si ellos eran umbanda también. A partir de allí, muchos allegados empezaron a notar también cambios en su personalidad, y en su aspecto.

Es así como en febrero, la docente comenzó a pedir prestado dinero a allegados y compañeros de la escuela. A la testigo en cuestión le solicitó 4.000 pesos y le habría dicho que el dinero lo necesitaba para “sacarse de encima” a la gente que había albergado.

Por eso, la testigo puso en duda el tema de la agresión y luego al concurrir a la casa de Rosso para pedirle si le podía devolver el dinero que le había prestado, (el pasado 5 de marzo), se enteró que la docente ya no vivía en la vivienda; la casa había sido vendida a un empleado de la empresa Indalo.

Mientras tanto, su paradero es un enigma. Patricia Rosso hace 15 días que no contesta el teléfono y tampoco responde los mails que le envían. Los investigadores comenzaron a rastrearla en la provincia de Córdoba ya que se confirmó que pagó un pasaje con su tarjeta de crédito. De esta manera, buscan establecer si la docente neuquina se fue por su propia voluntad o si fue presionada a hacerlo.



(Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.